Con sistemas de inspección multifunción hacia una mayor seguridad alimentaria

Alemania es líder en el ámbito de la seguridad alimentaria. Hace años que los fabricantes vienen aplicando un aseguramiento de la calidad conforme a los estándares internacionales.

Control de alimentos con respecto a materias extrañas

Cuando los expertos dicen que hasta un diez por ciento de los envases de alimentos frescos no cumplen todos los requisitos de calidad, se refieren generalmente a deficiencias cosméticas o funcionales. Por ejemplo, se trata de una etiqueta doblada, una lámina de embalaje ondulada o una lengüeta de desgarre defectuosa.

Esto es molesto para el comerciante: el contenido es tan fresco como en los productos con un envase perfecto, pero los paquetes se quedan en el congelador. Este es un caso típico en el cual los modernos sistemas de comprobación asistidos por rayos X y cámaras manifiestan sus ventajas.

 

Etiquetas en el banco de pruebas: Bizerba-Vision-System asistido por cámaras

Bizerba tiene una larga experiencia con sistemas de inspección y ofrece escáneres de rayos X y sistemas de cámara, además de los clásicos detectores de metales. Bizerba-Vision-System (BVS) es un sistema de comprobación asistido por cámara para productores de alimentos que permite

  • realizar controles automáticos de costuras selladas,
  • detectar falta de estanqueidad y suciedad en los envases,
  • examinar si la posición de las etiquetas, los códigos de barras y la fecha de conservación mínima son correctos
  • y comprobar, por medio de una detección automática de texto, si los textos indicativos son correctos en todas las etiquetas.

La detección de textos indicativos incorrectos es de vital importancia para el fabricante. Muchos productos solo se diferencian en una característica minúscula, por ejemplo el tipo de marinada. Una confusión en la producción puede tener consecuencias serias, por ejemplo para personas con alergias. El BVS detecta inmediatamente un etiquetado incorrecto de los productos y los expulsa del proceso de producción por medio de un rechazador que funciona con aire comprimido.

 

Escáner de rayos X para la visión completa: detección segura de partículas de vidrio, PVD y piedra

Los detectores de metales son componentes clásicos e imprescindibles en el aseguramiento de la calidad. Día tras día, el objetivo primordial es evitar el desastre: que un consumidor sufra lesiones por cuerpos extraños contenidos en un alimento. Sin embargo, las capacidades de los detectores convencionales llegan rápidamente a sus límites, por ejemplo si se trata de encontrar partículas metálicas en latas de aluminio o cuerpos extraños de materiales no metálicos. El escáner de rayos X Bizerba XRE permite a los fabricantes detectar incluso PVC, madera y vidrio en productos.

 

El principio del sistema es relativamente sencillo: se monta un tubo de rayos X debajo de la cinta transportadora. Los rayos inciden en el producto y son absorbidos en distinta medida por los diferentes componentes. Por encima de la cinta transportadora se encuentra una unidad detectora de alta resolución que convierte la radiación que pasa en una señal eléctrica. Con la ayuda de un software de visualización se crea, finalmente, una radiografía digital. En este proceso existe la posibilidad de suprimir cuerpos metálicos admisibles, por ejemplo clips de aluminio en los extremos de embutidos.

 

Por lo tanto, a diferencia de lo que ocurre con detectores de metales convencionales, el escáner de rayos X XRE permite también detectar partículas de vidrio, cerámica y piedra. Además, se pueden identificar todos los elementos que, por su densidad, su composición química o sus dimensiones mecánicas, absorben la radiación X de una manera distinta que la del producto circundante.

 

El aparato alcanza un rendimiento de hasta 600 paquetes por minuto, detectando grietas e inclusiones de aire y ejecutando incluso una prueba de integridad. De esta manera se detecta rápidamente, por ejemplo, si las copas de yogur en una bandeja de cartón son completas.

Directivas de higiene: BRC, IFS, EHEDG y HACCP

La higiene tiene una importancia fundamental

A la hora de diseñar nuevos sistemas, Bizerba se guía por las directivas del Diseño higiénico. Éstas aseguran que los fabricantes de alimentos estén preparados con vistas a todas las certificaciones internacionales que están siendo cada vez más imprescindibles para introducirse de forma duradera en el comercio, por ejemplo el International Food Standard (IFS) o las directivas del British Retail Consortium (BRC).

Además, nos orientamos en las directrices de la fundación »European Hygienic Engineering and Design Group« (EHEDG), un consorcio formado por expertos de los sectores de construcción de máquinas e industria alimentaria, centros de investigación y autoridades sanitarias con sede en Francfort / Main. Este consorcio independiente elabora principios para el diseño higiénico de aparatos y componentes para la producción de alimentos.

Las instalaciones de Bizerba corresponden al mismo tiempo a las directivas del sistema "Hazard-Analysis-and-Critical-Control-Points" (HACCP), enfocadas igualmente a garantizar la seguridad de los consumidores y los alimentos. El paquete de higiene de la UE de 2006 prescribe que, en el ámbito de la Unión Europea, ya solo se permite comercializar alimentos que cumplan estas directivas HACCP. Las empresas productoras están llamadas a analizar todos los riesgos para la seguridad de los alimentos y vigilar continuamente los puntos de control críticos. Unos sistemas de inspección ópticos ayudan a crear registros precisos que ayudan en esta verificación.