Para un resultado óptimo: aparatos Bizerba con la máxima eficiencia energética

Para nosotros, como empresa familiar, el uso sostenible de los recursos naturales es de gran importancia. Por este motivo, el tema de la eficiencia energética juega un papel primordial en el diseño de nuevas máquinas y aparatos.

Corte con eficiencia energética gracias a la tecnología de accionamiento "Emotion" de Bizerba
Emotion

Menor consumo de electricidad, mayor rendimiento

Con la ayuda de una serie de desarrollos ulteriores logramos repetidas veces en los últimos años reducir considerablemente el consumo eléctrico de nuestros aparatos. Así, las cortadoras Bizerba actuales consumen apenas la mitad de la energía que los modelos convencionales. En concreto, en uno de nuestros últimos aparatos, son aproximadamente 80 vatios por hora. Este ahorro no solo es beneficioso para el medio ambiente:

 

Ejemplo de cálculo con 400 cortadoras, 260 días de producción y un precio de la electricidad de 20 céntimos / kWh:

Tiempo de funcionamiento en h / día Ahorro en vatios / día Ahorro en euros / año
8 640 13.312
10 800 16.640

Con el fin de construir máquinas con un consumo tan reducido, nuestros ingenieros introdujeron innovaciones en diversos ámbitos, lo cual les permitió realizar grandes avances:

 

Ejemplo 1: control dependiente de la carga

El motor solo consume la electricidad necesaria realmente para el rendimiento exigido. Una pieza fácil de cortar no necesita la potencia completa del motor, por lo cual no es necesario trabajar con el par de giro máximo; el consumo de energía se mantiene reducido.

 

Ejemplo 2: marcha en vacío y modo de espera

Con muchos usuarios, las máquinas se encuentran todo el día en marcha en vacío. En este modo, nuestros aparatos actuales consumen aproximadamente un 45 % menos energía que las máquinas convencionales. En el modo de espera son incluso 0 vatios. Ni tan solo se utiliza corriente residual.

 

Ejemplo 3: generación de calor

Las máquinas de bajo consumo se calientan menos. En consecuencia, ya no se necesitan orificios de ventilación en la parte inferior. Dado que la superficie está totalmente cerrada, tampoco pueden penetrar líquidos, restos de género a cortar ni polvo al interior del aparato. Al mismo tiempo, no se emite calor hacia el entorno o los productos en la zona de colocación. Por lo tanto, este desarrollo no solo reduce el gasto de electricidad; además, aporta un plus de higiene.